LA VÍCTIMA SE CORONA REINA

Hay una víctima dentro de mí. Está agarrada a mis bronquios, llora e inunda mis pulmones.

Inhalo con fuerza tratando de llenarme de vida . Me dura poco, me quedo corta, me asfixio, no puedo.

Me pregunto qué significa todo esto.

Pongo mis manos cerca del corazón y conecto con la tristeza. Y allí está.

Las lágrimas hacen su aparición,

esta vez las dejo brotar,

me vacío del dolor atrapado en mi caja torácica.

Aparece una imagen de mi misma de hace mucho tiempo,

de cuando casi era una niña.

Dejo que se exprese. La escucho atentamente, le doy su espacio.

Le digo que estoy ahí para sostenerla. Que es importante.

Lloramos juntas.

Un suspiro se libera.

Le digo que ojalá hubiera sido de otra manera, pero no ha sido así. La vida es lo que es.

La invito a mirarse con ojos nuevos,

y entonces le explico:

Gracias a aquello que no recibiste

ahora eres más fuerte.

Gracias al dolor que soportaste ahora hay en ti cualidades que te llevan a brillar.

Tu debilidad es tan preciosa como tu fuerza.

Ambas son necesarias.

Acepta aquello que con tanto esmero has tratado de ocultar,

ama los recovecos oscuros de tu corazón,

ama la debilidad de tus sistemas,

la enfermedad de tu cuerpo,

el quiebre de tu alma,

ama el caos.

Corónate como la reina y gobierna con plena autoridad en tu mundo.

Un nuevo programa se instala en tu memoria, ya no tengas miedo.

Estás libre de virus.

#SilviaMai

Imagen encontrada en la red.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: