ELLA

Hacía mucho tiempo que Ella sentía una necesidad imperiosa de hacer algo con su vida, aunque le faltaba fuerza y coraje para llevar a buen puerto todas sus ideas. Se ponía mil excusas que la convencían de que no podía hacer otra cosa que esperar.

Esperaba que la vida la tratara justamente y le brindase las oportunidades que ella sabía merecía.

Esperaba que los astros se confabulasen a su favor, esperaba el momento adecuado, el sitio ideal, las personas correctas.

y pasaron 10 años donde lo único que hizo fue esperar.

Pero a veces la vida te pone en una encrucijada y de pronto los velos caen.

Esto fue lo que le pasó la mañana del martes 23 de febrero cuando salió de su revisión ginecológica con los resultados de la biopsia. La pesadez de su cuerpo se multiplicó por mil mientras trataba de encontrar el bus que la llevaría a su casa.

Se encerró en su habitación y estuvo el resto del día a oscuras en la cama, sin apenas moverse, solo lloraba paralizada hasta los tuétanos. Podía oler su propio miedo, sabía que una fuerza demoníaca la tenía inmovilizada, una energía maligna que la obligaba a estarse quieta, a no decidir sobre su propia vida, a quedarse esperando eternamente mientras sus órganos se pudrían de aburrimiento y desazón.

Sentía un pinchazo en el pecho que la obligaba a respirar por la boca como si fuera un perro agonizante. El jodido bicho la tenía bien agarrada.

Tiritaba de frio y miedo mientras las arcadas la obligaban a incorporarse de la cama para no vomitarse encima.

Y fue en una de esas ocasiones que al ver su reflejo en el espejo pudo ver el rostro deformado de su opresor. Un escalofrío recorrió su columna vertebral causándole un pinchazo agudo en las lumbares que la obligó a gritar. Y gritó con toda su alma, como si la desgarraran por dentro. Gritó con el cuerpo y con la mente, utilizando toda la energía que nunca había utilizado para sí misma. Con la rabia y la fuerza de mil vidas de represión. Gritó mientras miraba con ojos brillantes su reflejo en el espejo, mientras se enfrentaba al monstruo devorador de su fuerza vital, mientras hacía acopio de una fuerza sobrenatural y se ponía de pie dispuesta a luchar hasta morir. Era preciso por una vez en su vida luchar con uñas y dientes, era preciso morir con dignidad. Sus pupilas dilatadas miraban fijamente la imagen del espejo que cada vez era más borrosa y se desdibujaba en rostros y formas diferentes, burlándose de ella, queriendo despistarla. Su respiración entrecortada, todo el cuerpo en tensión, listo para atacar, para lanzarse a pecho descubierto contra el enemigo.

Y en ese preciso instante comprendió que el bicho que se había estado alimentado de su energía todo ese tiempo no era más que pereza; una masa viscosa y oscura que se retroalimentaba de sus excusas y de su conformismo. Entendió que no tendría más poder sobre ella si se ponía en movimiento.

Recordó  de pronto que le acababan de diagnosticar un cáncer de útero y que no le quedaba más remedio que enfrentarse a ese reto mientras ponía patas arriba su vida entera.

Se dio un baño relajante mientras escuchaba El lago de los cisnes y rememoraba sus clases de ballet. Decidió apuntarse de nuevo, ya que bailar era algo de lo que nunca tendría que haberse alejado. En ese baño hizo balance de su vida y tomo fuerzas para hacer lo que siempre había deseado mientras la materia viscosa de la pereza se soltaba de sus articulaciones y se filtraba por el desagüe.

Y el final de la historia no es importante, lo realmente alucinante aquí es lo que hacemos en el  precioso momento que comprendemos que es ahora o nunca.

A mí me gusta pensar que acabó así:

Y ella vivió intensamente cada segundo y bailo rendida al presente hasta caer en éxtasis.

Texto Silvia Mai

Ilustración encontrada en internet si alguién conoce la autoría que me lo comunique.Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: